Articles

Tradición Familia Propiedad - Colombia

La sociedad Colombiana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, TFP, es una entidad sin ánimo de lucro que viene actuando pacíficamente desde el año 1.968, dedicada a desarrollar campañas culturales con la finalidad de que estos valores pervivan como pilares fundamentales en nuestra vida social cristiana.

La Tradición cristiana es un valor incomparable que debe regular lo moderno. Ella actúa por ejemplo para que la igualdad no sea entendida como el arrasamiento de las élites y la apoteosis de la vulgaridad.

Para que la libertad no sirva de pretexto al caos y a la depravación. Para que la modernidad no se transforme en delirio. Para que la técnica no esclavice al hombre. En otras palabras, para que el progreso no se torne insoportable, inhumano y odioso para las nuevas generaciones. La tradición no quiere extinguir el progreso sino salvarlo de las desviaciones que podrían transformarlo en barbarie organizada. Barbarie contra la cual se levanta actualmente otra barbarie todavía peor expresada en el marcusianismo.

La Familia, célula básica de nuestra sociedad cristiana, fundamentada ella en el matrimonio católico monógamo, indisoluble, heterosexual y pródigo. Fuente de bendiciones divinas y de las más perfectas relaciones humanas para aprender a vivir mejor en sociedad.

La Propiedad, derecho del individuo que se basa en poder invertir el resultado de su trabajo y su salario en cosas que le pertenezcan como propias, y transferirlas en herencia a quien lo desee, de acuerdo a la Ley de Dios y el Derecho Natural.

     En defensa de estos tres principios la TFP Colombiana actuará en campañas públicas, seminarios, conferencias y otras actividades pacíficas de contenido social con sus característicos símbolos propios, el heráldico León rampante dorado, la Capa roja y el Estandarte del mismo color ostentando las tres letras o las palabras estampadas junto a nuestro reconocido blasón. Promoverá y realizará actividades benéficas y humanitarias que contribuyan al desaparecimiento de la tensión social, especialmente la impulsada por las doctrinas materialistas.

     Todos los socios fundadores y cooperadores de la TFP se han declarado desde siempre católicos, apostólicos y romanos, fieles seguidores del Papado y especialmente devotos de la Santísima Virgen María. En consecuencia, respetuosos de la Jerarquía en la que nunca han dejado de reconocer la legítima sucesión apostólica.

     Son socios de la TFP los fundadores y quienes sin distinción de ninguna naturaleza, deseando cooperar en cualquier forma con el objeto y desarrollo de nuestra entidad consignados en los estatutos vigentes, soliciten a la Junta Directiva su admisión como socios de la entidad, sean aceptados legalmente por esta y figuren en el registro que al efecto deberá llevar el Presidente.